miércoles, noviembre 12, 2008

Soy un pedazo de carne, un conjunto de huesos

-Vas a sentir una pequeña presión.
-Bueno, vale.
-Empezamos por ese lado.
-Ya.
-Así... una pinzadita...
-Ouch
-Duele?
-No, pero no me gusta esa presión contra mi cuerpo.
-Va a ser rápido-dice la chica de al lado.
Pum, zac, ouch, mi respiración es a mil por hora. Siento como la sangre me corre por la cabeza.
-Listo-dice el doctor
-ttouuas?-digo yo.
-Si, ya salieron las dos.
Al final las muelas del juicio ya salieron. La asistente y el doctor se despiden sonriéndo. Yo
temblando, pues perdí algo de mi cuerpo.

Alghedi

p.d.: Viendo las cosas, siempre me pregunto porqué tenemos los seres humanos las muelas del juicio? Hay algunos con mucha suerte que ni si quieran se dan cuenta que "aquellas" muelas del juicio ya les salieron. Yo nunca eh visto un animal con muelas chuecas, ni mucho menos quejándose de dolor por las muelas que le salen tarde (tampoco pueden :D).
La única respuesta que me puedo dar es que estamos predestinados a perder un par de dientes, siendo por peleas, accidentes, etc siendo jóvenes, y que el cuerpo te regala cuatro más cuando uno ya tiene como veinte años. Esas muelitas que vienen a remplazar las que uno perdió. Pero en nuestros tiempos eso no sucede nunca... causando un par de problemillas por falta de espacio.
Me pregunto porque no se vuelven algo más inteligente nuestros cuerpos. Quizás la culpa es nuestra, o de nuestros padres, en cierto modo de vida, alimentación, deporte, etc.Quién Sabe!!

No hay comentarios.: