lunes, octubre 22, 2012

El Amor de Dios


Es hora de hablar de Dios. Estuve mucho tiempo, quizá meses, sin dirigirme a Dios, pero tuve la necesidad hacer dos días. Era una noche solitaria, algo fría, y sentía que era hora de agradecer a Dios por todas las cosas buenas que ha hecho por mi vida. Sobre todo por su apoyo incondicional. Y al terminar con la oración le prometí escribir algo sobre Él. Y esa es la razón de este Artículo.
Quién o qué es mi Dios? Sería bueno empezar explicando aquella pregunta. Nací en un país donde el 99% de las personas son cristianas, específicamente católicas. Mi familia también es católica y tuve una educación católica. Aunque no me gusto mucho ir a la iglesia, tenía siempre en mente la figura de Dios y los castigos que uno fuera a recibir cuando uno fuera a pecar. Me di por ateo cuando tenía 15 años quizá simplemente porque no quería pensar en Dios, no quería normas, quería hacer lo que quería, todo me parecía ilógico y observar todas las cosas malas en el mundo me llevaron a la conclusión de que Dios no debía existir. Cuando me fui a estudiar al extranjero, ya con 18 años, volvió nuevamente Dios a mi. Y no fue nada impresionante. Está dentro de mi y siempre lo ha estado, aquella sensación de saber que hay algo más de lo que sólo podemos ver. Hay algo mucho mayor. Estando en el extranjero tenía la sensación que yo no tenía las riendas de mi vida y es como algo o alguien estuviera guiando todo. Lamentablemente como seres humanos cualquier cosa que hagamos siempre depende de alguna otra persona o circunstancia, por lo tanto no hay nada seguro. Eso se ha escuchado muchas veces: „En esta vida no hay nada seguro“. Y haber llegado al extranjero me parecía a un plan, tenía esa sensación dentro de mí. Pero me puse a pensar mucho sobre eso, quería llegar a Dios con el pensamiento y comprenderlo. Tengo que decir que he fracasado en esa tarea. Fracaso del punto de vista intelectual, pues cuando un hombre se propone entender a Dios desde el punto de vista intelectual, está tomando una tarea imposible de resolver. Obviamente el intelectual no lo sabe aún, sino no hubiera empezado con aquella tarea. Sólo hay dos posibilidades: Dios no existe, entonces no hay nada que comprender. Y si Dios existe, no podremos comprenderlo nunca, pues el algo infinitamente mucho más grande que nosotros. Yo medite mucho sobre el asunto y no llegaba a ninguna conclusión. De alguna manera la mente me decía que no hay nada, pero el sentimiento, mi corazón me decía que Él está por todas partes. Al final lo pude encontrar en la vida cotidiana. En las flores, en los pájaros, en el canto de los pájaros, en los animales, en los seres humanos, en fin, en la naturaleza. Me puse a pensar entonces que probablemente confunda la vida con la naturaleza, pues todo lo antes mencionado son seres vivos. Pero luego vi lo que no tenía vida. Vi la luna y lo bella que era, sobre todo en Luna Llena. Vi el sol y vi su parte dadora de vida y también su gran fuerza destructiva. Vi el universo y las estrellas y lo hermoso que era todo. A pesar de que todo esto no tiene vida, se comporta como si tuviera vida, pues leyes físicas que los humanos aún no comprendemos en totalidad mueven todos estos astros en un tipo de baile armónico. Es como una sinfonía, y la música resultante es maravillosa. Todo esto nos da alegría, si nos tomamos el tiempo de observar estas cosas olvidando las cosas estresantes y preocupantes de la vida. Vi una piedra en el espacio y traté de buscar a Dios allí. Es obvio que esa piedra no va a cambiar muchas cosas, y ya que la piedra carece de vida, „a la piedra le dará igual si se parte en dos o mil“. Igual, carece de conciencia y de vida. Pensé que Dios está en todos lados, pero sobre todo en los seres vivos. Ahí es dónde se puede expresar de una forma maravillosa. En lo inerte también, sean grandes como galaxias o pequeños como átomos. La verdad es que Dios está en todas partes, pero me parecía que se expresaba más en los seres vivos. Cualquiera podría decir : „son leyes físicas, la vida existe por azar“. Pero no hay razón para que las leyes físicas sean como son. Es probable que existan universos paralelos donde las leyes físicas sean totalmente diferentes, y eso no cambia nada. Lo cierto es que existen estas leyes física, pero porqué son así y no de otra forma queda aún sin respuesta. Vemos que empezando por ello y buscando más y más por donde uno mire, parece ser todo diseñado. No hay nada convincente en lo que digo y no quiero convencer a nadie pues aunque uso el intelecto, estoy hablando más desde el corazón. Todo esto es cuestión de sentir. Y cada persona tiene el DERECHO y el DEBER de sentir lo que esa persona quiera y de VIVIR de acuerdo a sus sentimientos. La pregunta es: „sientes verdaderamente eso que sientes ahora“?.
Al final vi que Dios existía. No quería usar la Biblia como fuente, pues no podía dejarme guiar por un libro y lamentablemente no creía que la Biblia fuera palabra de Dios. Dios siempre está ahí y lo más hermoso de todo es que no me juzga y no juzga a nadie. Dios no puede ser comprendido como una persona, tal como yo lo soy a como alguno otra persona. Todo lo que podemos ver está dentro de Dios, quiere decir que eso es alguna parte (aunque sea pequeña) de la naturaleza de Dios. Dios no es ni femenino ni masculino; es femenino y masculino a la vez. Creo que Dios es una fuerza poderosa que obviamente puede actuar, pero que lo hace pocas veces. Es Su voluntad? Pienso que no, sino que es nuestra voluntad. Él fluiría por nosotros si lo dejáramos. Se podría decir que el actuar constante de Dios es como una ley física. Es fija y inmovible. Siempre segura. Los indús la llaman Karma, que vendría a ser como una ley física. Aquí no hay ninguna forma de Dios que juzque, sino que por medio del Karma las personas se juzgan a si mismas en su forma de actuar, y lo bueno o malo que hacen regresa alguna vez a ellas. Esto es para mí seguro. Pero también sé que Dios está actuando activamente sólo cuando lo dejamos entrar. Lo más bello de todo es que el mejor camino que hay para nosotros será el camino que nosotros elijamos de todo corazón y ese es justamente el camino que Dios nos ha preparado en este vida. En realidad es como decirle a un niño que tiene la obligación de comerse su dulce favorito, dicho de una manera muy simplista. El camino en nuestras vidas tiene que ver con lo que nos llevará a un nivel superior de conciencia y a un mayor nivel de libertad espiritual y de felicidad. A sentirnos bien con nosotros mismos. Todo esto es la ganancia de seguir el camino que Dios ha elegido por uno. Pero cuál es? Sólo Dios nos lo puede revelar. Y cada revelación es individual. No vendrá en un sueño ni en un email o por medio de un mensaje en el Facebook, ya que si Su forma de hablar fuera tan directa significaría que estamos en un nivel ya muy superior donde ya sabríamos con seguridad lo que debemos hacer. Viene poco a poco, mientras vamos mejorando, mientras abrimos más nuestro corazón. Lo que si sé es que este camino no es tan fácil pues trae consigo sufrimientos. Pero estos sufrimientos vienen porque nos estamos liberando de cadenas que se han incrustado en nuestra carne y al removerlas sentiremos el dolor. Este camino tampoco promete riquezas ni lujos ni placeres carnales, pues no creo que esa sea la voluntad de una persona que está buscando el bienestar de todos y de uno mismo. Al final uno de los regalos más grandes a lo que un ser humano puede llegar es a la libertad espiritual y eso significa no ser esclavos de nada. Buscar lujo y placeres carnales significa que uno sigue siendo esclavo de eso por lo tanto contradice la Voluntad Divina. Se puede comprender a Dios con el corazón y uno puede saber con cierta intuición que es lo correcto y que no es lo correcto. No hay necesidad de leer leyes escritas en papel para saberlo. Muchas veces se ha dicho que DIOS ES AMOR. Me fue muy difícil entender la frase, pues para eso tenía que llegar a entender lo que es primero DIOS y luego lo que es AMOR. La forma en que yo veo a Dios ya la he explicado. Qué es Amor? Igual que Dios es algo que no se puede explicar en palabras, sino que sólo se puede sentir. Pero es importante saber qué significan cada una de estas palabras para entender que Dios es Amor, pues hoy en día son las dos palabras tan usadas y lamentablemente tan mal usadas que las personas han tergiversado todo. Dios no es un anciano sabio que está sobre alguna nube y está mirando todo el tiempo con ceño fruncido a las personas. Amor no es lo que uno siente sólo por una mujer atractiva. Tanto Dios como Amor son universales. Y yo siento que Dios me ama. Nos ama a todos, sólo falta cerrar los ojos y buscarlo y uno empezará a ver en su vida en el pasado y en el presente y en el futuro esa Presencia tranquila y amorosa que lo único que desea es que seamos felices y más grandes. Porqué existe el sufrimiento? De ninguna manera Dios lo ha causado, sino que los hombres los están causando. Y hay muchos sufrimientos que surgen de la mente. Físicamente no existe nada malo, pero mentalmente sufrimos y es tan fuerte nuestra mente que el sufrimiento empieza a tomar una presencia física. La mano de Dios somos nosotros mismos. Cómo podemos quejarnos todo el tiempo de qué exista tanto sufrimiento? Estamos vivos, respirando, podemos pensar, podemos hacer lo que queramos, podemos cambiar el mundo. Y si somos los enviados de Dios para ayudar a acabar con tanto sufrimiento, pero no lo queremos ver? Entonces somos los culpables de tanto sufrimiento. Estamos tan distraídos que no queremos entender que nosotros somos problema y solución de tantas desgracias y sufrimientos en este mundo y somos tan débiles que le damos la culpa a alguien tan Supremo como Dios, por quien no nos hemos interesado, no lo hemos buscado y por lo tanto no conocemos. Pero hay algo que está actuando en mi vida y es la fuerza de Dios. Así como todos corro el peligro de no reaccionar a tiempo y dejar pasar la gran oportunidad que Él me está dando. En mi relativa corta vida he vivido siempre bien y no puedo quejarme, aunque el sufrimiento nunca ha falta, pero con ello he podido superarme y aprender. Y he vivido tantas cosas, a veces pequeños detalles, que si no hubieran pasado mi vida se hubiera estancado, por eso me siento bendecido y ayudado por Dios, y en si la gran mayoría de todos lo somos y debemos estar agradecidos y seguir luchando para conocerlo más y para buscar nuestra felicidad y libertad espiritual. Iluminación como le llaman los budistas. Uno de las presencias más fuertes en la historia de la humanidad ha sido Jesús de Nazaret. Toda la información que encontramos de Jesús en el Nuevo Testamente es maravillosa, y aún se puede aplicar hoy en día, incluso se puede aplicar hoy en día mejor que en ese entonces. Por medio de Jesús se puede llegar a la conclusión de que el diseño maravilloso de todo lo que vemos tiene una razón de ser. Jesús nos dice que todo tiene una razón de ser, de que hay un plan, y que El Reino de Los Cielos es para todos e incluso está dentro de nosotros. Es para nuestra felicidad poder ver cosas tan hermosas, es como un mensaje que nos dice „Miren aquello, sonrían y sean felices.“ Por medio de Jesús Dios se expresó como quizá pocas veces en la historia de la humanidad. Y a pesar de que el mundo de hoy se encuentre tan mal y con tantos problemas, el hombre más famoso de la historia sigue siendo Jesús, tal como Jesús lo contó en ese entonces, que por medio de Él muchos llegaran a la salvación. Porqué hay tanto sufrimiento? Tiene que haberlo, pues sólo en los problemas se puede ver de qué esta hecho cada persona. El sufrimiento surge por medio de nosotros. Felizmente también nos da la oportunidad de poder crecer con ellos. Si en este mundo todos fueramos fuertes, espiritualmente desarrollados, justos, no sufriríamos tanto porque no hubieramos permitido que el mundo se convierta en uno tan injusto. Por medio de nuestra tontería estamos sufriendo, y por medio de este sufrimiento mejoraremos y saldremos del problema. Simplemente necesitamos despertar.  

No hay comentarios.: