martes, agosto 02, 2016

Burg Rheinfels


























El castillo Rheinfels es el más grande y uno de los más impresionantes castillos que se han construído a lo largo del río Rin. Este castillo se encuentra entre las ciudades Bingen y Koblenz (Coblenza) y actualmente es un patrimonio cultural de la UNESCO. Fue construído el año 1245 y hoy se encuentra en un buen estado a pesar de su edad.

Si uno vive en Mainz, necesita una hora hasta llegar a este castillo, pasando por una carretera que va al lado del Rin. Este tramo es realmente hermoso y uno podría pensar que no se encuentra en Alemania. Tiene un aire francés, o quizá italiano. Incluso parecido con ciertas partes de Sudamérica. Lo más raro es estar en Alemania y pasear por pequeños montes, lo que no es muy común debido a la superficia casi plana de Alemania. Según sé sólo por estos lares y en Bayern existen montes o montañas. Entre Mainz y el castillo se encuentra la ciudad de Bingen, que es una ciudad también hermosa. De Bingen al castillo Rheinfels toma media hora en auto. No se debe olvidar que en el camino se pueden muchos muchos castillos más, unos impresionantes, otras más pequeños y algunos otros más modernos. Es una zona turística muy famosa y por lo tanto siempre hay gente de todos los países paseando por ahí. La primera, y quizá la única dificultad al llegar al castillo, es encontrar primero un lugar para estacionar el auto. Ya que cara siempre lleno, caray! hay que a veces dejar el auto algo lejos del castillo. Pero tiene sus ventajas, ya que toda la zona ahí es muy bonita y dar una caminata puede ser una muy buena idea. La entrada del castillo es curiosamente un hotel. Así es! un hostel ha sido contruído al lado del castillo con el nombre "Romantik Hotel Schloss Rheinfels". Y el nombre no puede ser más adecuado. Sin duda toda la zona tiene un aire muy romántico, sobre todo para aquellos que gustan de sentir el aire medieval, la naturaleza al lado del castillo con una vista hermosa al río Rin.

Ese día tuvimos suerte porque llegamos de imprevisto al castillo y nos dimos con la sorpresa de que había un festival medieval. Muchas personas estaban vestidas como hace 800 años, y el castillo parecía haber cobrado vida y uno con la sensación de haber dado un pequeño salto al pasado. Hubieron muchas actividades, como por ejemplo peleas de caballeros o simplemente peleas de rufianes con espadas y escudos. Una cosa es ver una pelea así en una película, por más bien que este hecha, y otra cosa es ver una pelea mal iscinerada pero que de todas maneras impresiona mucho más. Se puede sentir el peligro de que un movimiento en falso y aquella espada te traspasa el cuerpo. También tuve la suerte de probar el arco y la flecha, después de esperar media hora a que primero los niños tuvieran su turno. Cosa típico alemana, todo ocurría en orden y armonía. El festival acabo más o menos a las seis de la tarde y todos los grupos empezaron a empacar sus cosas tranquilamente sin estrés pero laboriosamente y en una hora habían empaquetado todo bien y dejado los lugaras completamente limpios. Lo último no fue difícil ya que ellos cuidan mucho de no ensuciar y poner la basura en su lugar siempre.

Para terminar el día estuvimos en "Big Mama", un restaurante que está frente del castillo, a la orilla del Rin, donde pude saborear un sabroso "Schnitzel" con papas fritas y una cerveza. Una sorpresa más llego al anochecer ya que esa zona se ve aún más impresionante. Es hermoso! se los juro! y muy romántico. Si tienen la oportunidad de pasar allí visítenla de día y quédense hasta que anochezca. No se arrepentirán de haber visitado una de las zonas más hermosas de Alemania, en Rheinhessen, en el Rin. Último dato: esa es la misma zona donde la Lorelei es visitada. La Lorelei era según la leyenda una chica hermosa que le gustaba peinarse su gran cabellera rubia y debido a ello los marineros por distraídos ocasionaban accidentes. Pero de ello hablaré otra oportunidad.

Atrévanse

Alghedi

No hay comentarios.: